La ruta de los castillos de Jaén

España es un país cargado de historia. Y es en Jaén donde los aficionados a la Edad Media y los amantes de la cultura y la arquitectura pueden deleitarse con las imperiosas estructuras que cuidaron antaño de sus pobladores.

Jaén es una de las regiones europeas con mayor densidad de castillos en su terreno, además de protagonizar dos de las batallas más influyentes de la historia de España: la batalla de Bailén en el año 1808 entre el Impero Francés de Napoleón y el Reino de España, y la batalla de Navas de Tolosa en 1212, lo que empujó la Reconquista de la Península Ibérica por parte de los cristianos.

Así que no lo pienses más y adéntrate en la Ruta de los Castillos de Jaén: un emocionante recorrido para descubrir la historia de España.

Lo ideal es comenzar la ruta desde el norte e ir bajando, siguiendo los caminos entre los olivares más extensos de España.

Por lo tanto, si quieres saber cuáles son dichas fortificaciones, dónde se encuentran, cuál es su horario y precio de visita y curiosidades históricas para que no se te escape nada en tu visita, ¡sigue leyendo!

La ruta de los castillos de jaén

Castillo de la Yedra (Cazorla)

Es un antiguo enclave de origen defensivo. Se encuentra situado en la parte inferior del cerro de Salvatierra, sobre el río Cerezuelo. Es una construcción que data de la época bereber, aunque fue terminado tal y como lo conocemos hoy en día por los castellanos. Desde su enclave, a 831 metros de altitud sobre el nivel del mar, se divisa la ciudad de Cazorla y sus alrededores.

 

Los orígenes del Castillo de la Yedra podrían ser musulmanes, posiblemente de época almohade (siglo XII), aunque a lo largo de los siglos XIII, XIV y XV los cristianos terminaron de darle su configuración definitiva, lo que explica que en una buena parte de sus estancias interiores predomine el estilo gótico.

Consta de dos partes muy diferenciadas: la Sección Histórica, ubicada en la Torre del Homenaje y la Sección de Artes y Costumbres que se encuentra en una edificación anexa.

Castillo de las Cinco Equinas o Salvatierra (Cazorla)

El Castillo de SalvaTierra, también conocido como Castillo de las cinco Esquinas, puede ser contemplado desde la mayoría de rincones de Cazorla. Se ubica en lo alto del cerro de Salvatierra, cimentado sobre la caliza de la roca de base.

 

Fue construido en el último tercio del siglo XIV, sobre los restos de una antigua fortificación árabe, probablemente por el Arzobispo Pedro Tenorio y coetánea de la torre del Homenaje del Castillo de la Yedra, para reforzar la defensa de la capital del Adelantamiento y prevenir posibles acciones ofensivas de los nazaríes de Granada.

 

Su planta es compleja por que al menos se observan tres espacios claramente definidos de este a oeste:

  1. Un recinto bastante deteriorado de forma trapezoidal, de difícil definición.
  2. El recinto central, de planta rectangular, posiblemente con una torre en medio.
  3. La torre de cinco esquinas con un patio de armas de planta rectangular.

Fortaleza de La Iruela (La Iruela)

En la Sierra de Cazorla encontrarás esta fortaleza en lo alto de una colina, que sirvió de fortaleza militar hasta el siglo XV, y luego convertida en un cementerio. Gracias a su arquitectura y belleza, este castillo fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1985.

 

En definitiva, Jaén es una región con una riqueza arquitectónica importante en la que encontrarás no solo estos atractivos señalados en este artículo, sino también un sinfín de vestigios que cuentan la historia de la antigua España. De la España en la que los musulmanes y los cristianos luchaban por dominar un terreno, un territorio e imponer su cultura a base de infraestructuras arquitectónicas. Así que no lo dudes más y haz la Ruta de los Castillos de Jaén.

Museo de la Batalla de Las Navas de Tolosa (Santa Elena)

El museo se encuentra en el Parque Natural de Despeñaperros, donde tuvo lugar la batalla de Las Navas de Tolosa en 1212, entre las tropas cristianas lideradas por Alfonso VIII y las moriscas. La victoria de los Cristianos dio comienzo al declive del reino musulmán en España.

El museo acoge una exhibición permanente acerca de la Batalla, donde descubrirás cómo ocurrió, los campamentos, las armas y mucho más gracias a las modernas instalaciones.

Además, también tendrás la posibilidad de disfrutar de una ruta de senderismo en el parque natural de Despeñaperros (5€ los domingos, consultar para otros días).

 

Castillo de Vilches (Vilches)

El castillo de Vilches se sitúa en la colina perteneciente al homónimo pueblo; desde su cima, podrás gozar de unas vistas asombrosas de los parques naturales que le rodean. El castillo tiene acceso gratuito. Solo si estás planeando una visita guiada, deberás reservar con antelación.

 

Castillo de Burgalimar (Baños de la Encina)

Situado en Baños de la Encima, se trata de una de las mejores obras musulmanas militares arquitectónicas que data del siglo X. Es asombroso saber que todas las paredes de las murallas, perfectamente conservadas, fueron construidas usando simplemente adobe, una masa de barro y paja secada al sol. Su construcción fue ordenada por el califa Al-Hakam II, quien fue el hijo y sucesor del gran Abderramán III.

La fortaleza está construida en forma ovalada y cuenta con unas 15 torres de acabado cuadrado. La que se encuentra más cerca del pueblo fue alzada en tamaño y alterada tras la reconquista de los cristianos con el fin de convertirla en la torre homenaje, aunque quizá lo que más llama la atención es su puerta de entrada de herradura califal.

La visita dura 45 minutos, y tendrás que reservar con antelación para elegir el día y la hora de tu visita.

Museo de la Batalla de Bailén (Bailén)

Moviéndose hacia el sur y la ciudad de Jaén, encontrarás el pueblo de Bailén, conocido por la famosa batalla de 1808 entre las tropas francesas de Napoleón y el Reino de España. La pérdida por parte de las tropas napoleónicas condujo al abandono de Madrid por parte del hermano de Napoleón, José Bonaparte I.

El museo del pueblo presenta una exhibición permanente acerca de los antecedentes y consecuencias de la batalla, al igual que el desarrollo de la batalla en sí.

Castillo de El Trovador Macías (Arjonilla)

Situado en el pueblo de Arjonilla, este castillo se relaciona con la leyenda del amor desafortunado entre en joven trovador Macías y Doña Elvira, que inspiró dos novelas españolas: «Porfiar hasta morir» de Lope de Vega, y «El doncel de don Enrique el Doliente» de Mariano José de Larra.

El castillo se puede visitar de lunes a viernes, de 9 a 14 horas y de 19 a 21 horas. Los fines de semana, es necesario reservar para acceder.

Castillo de Lopera

Este es uno de los castillos más famosos de la Ruta de los Castillos de Jaén. Fue construido por el Orden de Calatrava, una orden militar fundada por el Reino de Castilla. El castillo sigue manteniendo su perímetro amurallado, y desde su construcción, ha sido utilizado como residencia e incluso una bodega.

Torre de Boabdil

La torre y las murallas de Boabdil se sitúan en el pueblo de Porcuna y fueron construidos por el Orden de Calatrava en el XV siglo. En el interior de la torre, puedes visitar un museo donde se encuentran recogidas las riquezas de Porcuna y su historia.

Una leyenda cuenta que el último rey de Granada, Boabdil (quien da su nombre a la torre) fue capturado y retenido después de la batalla de Lucena, que vio la derrota de las tropas musulmanas lideradas por el mismo Boabdil

Castillo de Torredonjimeno

Durante sus 800 años de historia, este castillo ha presenciado a varios acontecimientos: la escritura del primer libro acerca del arte de la tauromaquía, fue convertido en la sede de una productora de aceite de oliva, además de una residencia de una familia noble en el siglo XVI.

El interior del castillo alberga un museo acerca del segundo tesoro visigodo más grande de España, que fue encontrado cerca del pueblo en el siglo XX.

Puedes visitar el castillo previa reserva, llamando al número 953 57 22 02. 

Castillo de Santa Catalina

El castillo de Santa Catalina se alza sobre una colina (El Cerro de Santa Catalina) en la ciudad de Jaén, contando así con unas vistas asombrosas que deleitan a todos sus visitantes.

Se trata de una construcción defensiva cristiano medieval en la Sierra de Jabalcuz, a 820 metros de altitud. Es en realidad el conjunto de tres castillos o fortalezas entrelazadas entre sí, y adquirió una gran relevancia en la guerra de la Independencia.

Castillo de Alcaudete

Se trata de uno de los principales ejemplos que existe en España del poder que poseía la Orden de Calatrava. Y fue a dicha orden, y en mencionado castillo, a la que el rey Fernando III el Santo encomendó la tarea de salvaguardar la frontera oeste del reino de Jaén.

En la actualidad se encuentra reconstruido y cuenta con una sala de exposiciones en la que podrás conocer la evolución histórica y la etapa en que estuvo custodiado por los monjes guerreros.

  • Tiempo de lectura:9 minutos de lectura